Alcance mundial. Presencia local.

Más países, más conocimientos

En la actualidad, QbD tiene oficinas en varios países y se ha convertido en una empresa impulsada por el conocimiento, tanto a nivel nacional como internacional. Esto permite que la QbD produzca nuevos conocimientos y aborde los problemas desde diferentes ángulos. La QbD no sólo intercambia conocimientos, sino también recursos físicos. La oficina de QbD en Estados Unidos, por ejemplo, recurre a menudo a la ayuda de nuestros colegas mexicanos. Y si la oficina de QbD en España carece de un determinado tipo de experiencia, sus colegas belgas le echarán una mano. De este modo, QbD sirve a sus clientes como una red internacional, lo que a su vez refuerza nuestra posición como organización basada en el conocimiento.

Proyectos internacionales

Su red mundial permite a QbD ejecutar proyectos en muchos lugares. Los servicios de QbD no se limitan a los países en los que tiene oficinas: QbD también se pone al límite cuando se trata de proyectos aislados en otros países.