¡QbD viaja a Eslovenia! Relato de nuestra “Escapada de fin de semana” de 2016

24/11/2016 -

Por la mañana temprano – muy temprano – del día 29 de octubre, por fin llegó el momento que todos los empleados de QbD estaban esperando. Con la última fiesta de aniversario de junio ya olvidada, todos estaban preparados para otro memorable acontecimiento de QbD. Después de ser el centro de todas las miradas en el aeropuerto de Zaventem – tal vez nuestras chaquetas de QbD tuvieron algo que ver – estábamos preparados para embarcar en nuestro avión privado, modelo QbD. Tras unas palabras dedicadas por Bart – “Señoras y señores, les habla su Director General” – nos dirigimos hacia Trieste, Italia.

Desde Trieste nos llevaron a Izola, Eslovenia, para una auténtica regata de vela. Afortunadamente, gracias a nuestros capitanes eslovenos, nadie se mareó y todos pudimos disfrutar del buen tiempo. Después de una o dos horas, nos adentramos en el hermoso puerto de Piran. Sedientos por la actividad competitiva, nos dirigimos a una terraza para disfrutar de unas bebidas refrescantes. Tras un delicioso almuerzo – por supuesto, incluyendo varios tipos de mariscos – disfrutamos de un paseo por Piran y brindamos junto a la pequeña iglesia con vistas a la ciudad.

La siguiente sorpresa fue el hermoso hotel Kempinski Palace Portoroz, nuestro alojamiento para esa noche. Tuvimos tiempo para descansar, dar un paseo o disfrutar de una lujosa sesión de spa. Tras un par de horas, habíamos recargado las pilas para el programa nocturno que nos esperaba en nuestro club de playa privado. Allí hubo comida, bebida, bailes y algunos incluso intentaron poner al día sus habilidades de DJ…

Al día siguiente, durante el desayuno, pudimos ver numerosas caras de cansancio, pero alegres. Algunos habían dormido como un tronco, mientras que otros sintieron los temblores originados por el terremoto en Umbria, Italia. Tras saciar nuestro apetito – o calmar nuestro dolor de cabeza, para algunos – nos dirigimos hacia las maravillosas Grutas de Škocjan en un paseo de dos horas. Y, después de otra copa de champán y un almuerzo, ya era hora de volver hacia el aeropuerto. Nuestro avión modelo QbD ya estaba listo para llevarnos de vuelta a Bélgica; nos quedó en la memoria otro fin de semana de éxito, caracterizado por una consolidación del espíritu de equipo, socialización y orgullo de QbD. ¡Gracias por el fantástico fin de semana!

Volver a la vista general de noticias

MANTÉNGASE INFORMADO

Manténgase al día sobre las noticias y sobre los nuevos servicios, productos e información de QbD. Suscríbete a nuestro boletín y no te pierdas nada.