Antleron y QbD se unen para dejar su huella en el sector sanitario

04/12/2017 -

Se acerca una nueva era en el cuidado sanitario gracias a los nuevos avances en la biología y en la impresión 3D: pronto tendremos soluciones médicas más personalizadas que nunca. Es sólo una cuestión de tiempo que podamos imprimir partes del cuerpo, órganos y medicamentos. A la vanguardia de esta evolución se encuentra Antleron: ¡un equipo innovador y dinámico, que junto con QbD forman la pareja perfecta!

Algunos encuentros tienen grandes consecuencias. Todo comenzó cuando Bart Van Acker, CEO de QbD, se reunió con el cofundador de Antleron, Jan Schrooten, en un evento de Flanders.bio. A pesar de que QbD y Antleron tiene sus propias características, ambas empresas comparten la ambición de dar un fuerte impulso en el sector sanitario y marcar así la diferencia en beneficio de todos los pacientes.

El lema de Antleron ‘ingeniería de la vida’ lo dice todo: este innovador equipo de ingenieros quiere aprovechar el enorme potencial de la impresión 3D y aplicarlo al mundo de los biomateriales, la biología, las células y los biorreactores. Su objetivo es la creación de soluciones que cambien la vida de los pacientes.

“Junto con QbD queremos construir un ecosistema en el cual podamos hacer conjuntamente algo que nadie ha realizado hasta ahora”, explica Jan, “nuestra investigación y desarrollo combinan perfectamente con las capacidades, conocimiento y networking de QbD”.

En otras palabras: QbD puede ayudar a convertir las “atrevidas” ideas de Antleron en realidad. Es una colaboración muy acertada: ambas empresas se complementan entre sí en todos los aspectos además de compartir la misma visión de futuro del mundo sanitario.

Imprimiendo miles de millones de células

Un gran triunfo en el sector de la salud: es lo que QbD y Antleron tratan de conseguir. Lo que estas dos compañías quieren lograr conjuntamente es lo opuesto al enfoque único que a menudo vemos en la medicina de hoy en día: actualmente todos los pacientes reciben el mismo medicamento, aunque en una dosis mayor o menor. En el futuro, será el farmacéutico el que imprimirá al momento el medicamento específico para cada paciente.

La impresión con células humanas se presenta como un gran desafío. Sin embargo, es pura lógica, dice Jan: “De hecho, las células humanas no son otra cosa que bloques de construcción poderosos y vivos que se pueden usar como materia prima para imprimir de forma personalizada órganos o parte de ellos, una vez que conozcamos perfectamente lo que queremos imprimir.

Pasarán por lo menos diez o veinte años antes de que podamos imprimir órganos en 3D completamente funcionales. “Al principio, eso será factible para órganos más simples como el hígado”, continúa Jan, “aún no se sabe si algún día será posible crear un corazón o un cerebro funcional”. En cinco años, es probable que se pueda imprimir tejido de piel o cartílago. Sin embargo, necesitaremos desarrollar la capacidad de procesar miles de millones de células a la vez para aplicar esta tecnología al ámbito clínico y marcar así la diferencia para los pacientes. “En ese sentido, tenemos todavía un largo camino por recorrer”.

Soluciones médicas personalizadas para todos

QbD y Antleron quieren poner este tipo de soluciones médicas personalizadas al alcance de todos y no solo al de unos pocos. “No debería ser algo exclusivo”, enfatiza Jan, “Queremos crear los procesos y la infraestructura para convertirlo en una práctica médica estándar. Tendríamos que ser capaces de poner al lado de la cama de cada paciente la tecnología necesaria y la posibilidad de imprimir el “repuesto” requerido.

Por supuesto, aún se necesita avanzar, no solo a nivel científico, si no también económico, legal e incluso ético. “La pregunta es si la sociedad está preparada para estas terapias tan avanzadas”, dice Bart, “ya que a menudo requieren un cierto cambio de mentalidad”. Es algo que cualquier innovación tiene que superar. Juntos, nos podremos enfrentar también a estos desafíos”.

Compartiendo las mismas vibraciones

Dejando a un lado los negocios y conocimientos, Antleron y QbD comparten el mismo afán para dejar su huella. Bart: “Ambas empresas estamos abiertas a nuevos puntos de vista y compartimos ideas para hacer que pasen cosas maravillosas”.

“Es más fácil dejar tu huella cuando realmente encajas”, Jan agrega, “Ya sabes lo que se dice: las mentes brillantes piensan igual”

Únete a nosotros

Mientras tanto, Antleron y QbD han organizado varios eventos para compartir ideas y atraer a profesionales y organizaciones afines. ¿Está dispuesto a unirte a nosotros y hacer la diferencia en la medicina personalizada? ¡Háznoslo saber!

Volver a la vista general de blog

MANTÉNGASE INFORMADO

Manténgase al día sobre las noticias y sobre los nuevos servicios, productos e información de QbD. Suscríbete a nuestro boletín y no te pierdas nada.