Farmacia y automatización en Japón y en Bélgica: las diferencias

Como Ingeniero de Proyectos farmacéuticos de QbD, no existe ningún día igual al anterior, y más aún cuando viajas a un país tan diferente al tuyo. El mes pasado, fui a Japón para visitar la empresa Mitsubishi Tanabe Pharma Company (MTPC), donde estamos ejecutando un proyecto de normas de correcta distribución (GDP) con uno de nuestros socios. MTPC cuenta con varios clientes europeos y la empresa necesita satisfacer las normas de correcta distribución (GDP), ya que aún no existe una normativa equivalente en Japón. Hice una visita a MTPC para hablar con la empresa sobre las GDP, echar un vistazo a su documentación en relación con la norma y realizar un inventario de los requisitos que la empresa precisa para cumplir con las GDP. En otras palabras, un gap análisis.

Mi viaje a Japón demostró la importancia que tiene para un ingeniero de proyectos farmacéuticos hacer una visita a las empresas, en vez de simplemente hablar con ellos por correo electrónico o por teléfono. Gracias a mi viaje, ahora entiendo perfectamente por qué nuestros socios japoneses tuvieron algunas dificultades en entender el método de los muelles de carga para camiones, por ejemplo. Dado que en Japón los camiones se abren por ambos lados – en lugar de por la parte trasera, como en Europa – no utilizan muelle para la carga y descarga de los vehículos. En su lugar, los camiones se aproximan a la fábrica o almacén. Otro ejemplo es el tema del sellado y el anti-sabotaje sobre el que habíamos hablado en numerosas ocasiones: no lo entendimos del todo hasta que vimos el empaquetado en el almacén con nuestros propios ojos. En resumen, sólo al ver los almacenes en directo fuimos capaces de analizar sus actividades y ofrecer un asesoramiento minucioso sobre el cumplimiento de la empresa.

Además de ver las actividades con nuestros propios ojos, también es importante visitar las empresas para poder darse cuenta de que algunas cosas (como la automatización) son diferentes en otros países con respecto a Bélgica. En Bélgica, muchas empresas farmacéuticas se benefician de la automatización de sus entornos de producción. Por su parte, las empresas japonesas son menos conscientes de las ventajas de la automatización de la logística, por ejemplo. La recogida de pedidos, la gestión de las existencias, el control de la temperatura: todo está preparado para su automatización, aunque en Japón no parecen confiar en ella. Un ejemplo: además del sistema electrónico, un operario acude dos veces al día para medir la temperatura del almacén con la ayuda de un termómetro. En base a dichas medidas, se ajusta el sistema de HVAC…

Aunque algunos procesos (de automatización) en Japón parecían algo contradictorios con los europeos, el país demostró tener un alto conocimiento sobre la automatización. Unos segundos antes de un terremoto, recibí un mensaje en el móvil – ¡en neerlandés! – con una alarma sísmica. Bueno, ¡eso es lo que yo llamo automatización!

Volver a la vista general de blog

STAY UP TO DATE

Stay up to date on branche news and (new)
QbD services, products and information.
Sign up for our newsletter and don’t miss a thing.

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.